Leyendas‎ > ‎

EL BURRO COJO Y EL LOBO HERRADOR

EL BURRO COJO Y EL LOBO HERRADOR


Estaba un burro paciendo, tranquilamente, en un monte, sin reparar en que un lobo, que estaba al acecho, se le iba aproximando disimuladamente.

El burro, al acusar la presencia del peligro, empezó a cojear aparatosamente.

El lobo, acercándose, se interesé por su cojera.

El burro le explicó que se le había dislocado la herradura y que ésa era la causa de su dolencia.

El lobo le aclaró:

¡Ah! pues a mi se me da muy bien el oficio de herrador.

Acto seguido, el burro dobló la pierna y el lobo se acercó para arrancarle el clavo.

El burro aprovechó el momento para fulminarle una coz en toda la boca, arrancándole de cuajo todos los dientes.

El lobo, entre quejido y quejido, se lamentaba tristemente:

—La culpa es miá por haberme metido a herrador siendo carnicero.

ANTOLOGIA DE FABULAS, CUENTOS Y LEYENDAS DEL PAIS VASCO.

DE BARANDIARAN IRIZAR, LUIS

Comments